miércoles, 24 de octubre de 2012

Casados y mentirosos


Yo estuve casada, así que a mí por lo menos no me vienen con cuentos raros, pero lamentablemente muchas de mi género caen y recaen una y otra vez en las mismas mentiras de hombres casados inescrupulosos que con tal de conseguir su objetivo (conseguir una amante, una sucursal o una canita al aire) son capaces de decir las mentiras más grandes.

Ahora, y creo que esto será confirmado por mis congéneres, como se trata de mentiras masculinas en realidad son bien tontas y fáciles de desenmascarar. Pero como  aún así, se mantiene lo que yo denomino la “esperanza de la mujer gueona”,  he confeccionado un listado de utilidad pública  de las chanterías más clásicas que se escuchan de boca de casados frescos de raja ¡Acá van!

*Ya no pasa nada con mi mujer: Cuando un hombre dice esto, de lo que quiere convencernos de manera muy sutil (casi infantil diría yo) es que no tiene sexo con su mujer, que con suerte duerme con ella y le dice las buenas noches. ¿Alguien le puede creer algo así de  un hombre? O sea, a ver tiene todas las noches durmiendo al lado o en su propia  casa a una mujer, que – en el peor de los casos – alguna vez amaron (o sea por algo se casó), ustedes, de verdad ¿piensan que no tienen sexo? CUAK! Típico que dicha esta frase, 9 meses después aparece un ser con dos pies y dos manos que vienen a desmentir nuestras creencias.

*Es que yo a ella la quiero, pero a ti te amo: Really? Pero miren qué conveniente, quieren y aman a la vez. Esta es la típica frase del casado winner, porque con esto, te retiene, o sea, te hace sentir pésimo porque pucha, la quiere, pero te da un palmadita en la espalda (o donde te guste más) y te dice que te ama. O sea! La verdad es que no  quiere ni a la esposa ni te ama a ti, sólo se ama a sí mismo y a ese ego de mierda que sólo lo deja mirar su ombligo.

*Ya le voy a contar sobre nosotros: Yo creo que un hombre casado pueda enamorarse de su amante, tomar la decisión, decirle a su esposa y emparejarse como la gente, pero cuando te lo dicen una vez y no pasa nada, dos veces y no pasa nada, tres veces y no pasa nada, hay que convencerse que NO PASÓ NADA. Un hombre bien hombre no anuncia tanto, llega y hace.

*Estoy esperando que los niños estén más grandes: Un clásico de todos los tiempos. El hombre encuentra la mejor excusa en que sus hijos están muy bebés, entonces les da pena dejarlos solitos. Con esto logra varias cosas. Una salirse con la suya, dos hacerte sentir responsable de prácticamente dejar abandonadas a esas criaturas y tres de enamorarte más de este hombre, tan buen padre. Pero la verdad es que son sólo excusas y más excusas para no dejar a la mujer. ¿Por qué? Simple: NO QUIERE.

*Me estoy separando: Ojo acá, porque puede ser verdad, pero siempre y cuando que eso venga de la mano de una actitud de “me estoy separando” porque si él aún vive con la mujer, pasa con ella todos los fines de semana, te prohíbe llamarlo al celular, ni mandarle mensajes de texto comprometedores y no quiere por nada del mundo que se sepa de tu existencia. ¡Hello!

*Ella es una bruja: ¿Y tu la princesa? Ojo con los hombres casados que hablan mal de sus mujeres. Yo siempre he encontrado poco hombre aquél que en una reunión social pela a la mujer, la trata de bruja, de paca o de gastarle todo el dinero. Típico que es EL momento en que el pobre gueón puede lucirse, ya que en casa es un sometido. Eso por un lado, y por otro, es sólo una manipulación más para que no te sientas mal de ser la amante y hasta lo valides.


*Mi relación está en crisis: Los casados cara de raja siempre están en crisis con sus mujeres, siempre son maltratados, siempre ellos son tan buenos… entonces ¿qué hacen las mujeres? Los cobijan y cogen después. ¡Pobres almas! Resulta que en la mayoría de los casos ellos están súper felices de la vida y la mujer es un dulce.

Consejo final con cariño: Mujeres ¡NO SEAN GUEONAS!

3 comentarios:

Real Fenix dijo...

jaja me encanto, la verdad lo veo en el caso de mis amigas que les escucho decir eso de sus pinches, yo me rio y no puedo creer que algunas aún les crean...hoooo!!! en mi caso reconozco hasta ahora no me a tocado mentir, digo que estoy bien y hasta allí llega el acoso jjajaja

Alos30 dijo...

jajaajaj pero si estas mentiras son de la época de adán y eva! no hay caso.. y hey! sigue así, sin mentiras!! :)
Saludos!

Sylvia C dijo...

No es de hombres valientes tener algo a base de mentiras... de ilusionar a una mujer y dejarle tirada en el momento que se le apriete... El hombre mentiroso porque esta comprometido hasta el Queque y lo niega es que no aguanta las presiones. Un caramelito de presión y verás como hulle. Que mas le da, igual no pierde. En cambio El hombre libre al contario lucha!!