jueves, 2 de junio de 2011

Sueños, ideas, matrimonios y otros


Me siento feliz, y sí debe haber un líquido en mi cabeza que no funciona bien como para andar pasando de la rabia, a la tristeza y de ahí devuelta a la felicidad jajajaj, pero como sea, me siento así hoy, bien y tranquila.

Anoche con M tuvimos una conversación online eterna, pero estuvo tan divertida jajaajaj. Me reí mucho porque bueno, pasó de cotidiana, a hot, a humorística y a mezcla de realidad con ficción.

Estuvimos hablando de temas que no habíamos abordado bien, sólo tangencialmente, los sueños propios, las proyecciones de a dos desde un punto general, onda ¿te quieres casar? Onda ¿quieres tener un hijo?

M me confesaba que si bien veía hoy algo bien lejano esto de matrimoniarse, sí era una posibilidad, no lo descartaba para nada, pero que obvio, lo primero era salir de sus rollos. Obvio. Y respecto al hijo, pasa por lo mismo, él se imagina teniendo uno y se figura emocionado y toda la challa, pero que rogaba a que no llegara ahora jajajaj, obvio que hoy no es el momento. Y eso no va a pasar, sólo lo sé.

Yo a la vez le comentaba mis propias apreciaciones del tema desde otra vereda. Desde la vereda de ya haberme casado, de ya haber convivido con el que fue mi ex marido y con J, mi ex pareja. Y que si bien en algún punto habría escupido sobre la palabra matrimonio, de a poco he ido flexibilizando mi postura hoy por ejemplo, no descarto casarme por segunda vez y en una de esas, hasta me gustaría un poquito. Bueno, por lo menos tengo experiencia en el tema jajaja, lo que no es menor, porque sé a lo que voy.

Respecto al hijo, yo hoy sí quiero ser mamá. Pero si me hubieses preguntado hace unos 3 años, habría dicho que ni cagando, porque con suerte podía cuidarme a mí misma. Tengo la sensación que sí voy a hacer mamá, por lo menos de un hijo y que éste llegará cuando yo esté lista, ni antes ni después. El resto, se verá en el camino.

De ahí nos largamos en una conversación media en broma media en serio. Como no fue a mi primer matrimonio jajjaja, le pregunté en broma “¿Irás a mi segundo?” y para lesearme me contestó “Ridícula (mi apodito entre nosotros desde hace siglos) capaz que yo esté al lado tuyo en ese matrimonio”. ¡Chan! Tan chistoso este cabro, jajaj pero confieso que ya lo había pensado.

Yo le comentaba que me imaginaba un segundo matrimonio piola, algo con cuea con 12 personas, nada apoteósico, en la playa y a pata pelá con un lindo carrete post casamiento y adiós!

Él concordó conmigo que esto de los matrimonios rimbombantes son realmente odiables. Tengo la teoría que tanta challa, tanto adorno, tanta producción es como un voladero de luces….. yo a mis 30 y tantos, prefiero algo sin tanta bulla, tranquilo, pero lindo. El fondo para mí debe superar la forma. Y por lo demás ya tuve un matrimonio con color, para qué otro más, mira a dónde terminó eso jajaja.

Y echamos a volar la imaginación pensando en cómo sería jajajaja, Yo con un vestido blanco (simple nada de repollos), con flores en la cabeza y sin zapatos, una ceremonia en la orilla de la playa que terminaría en un carrete flaite con vino en caja.

Supongo que cuando chica soñaba con verme como princesa de un cuento y con un lugar bonito para bailar y rica comida… hoy no, sueño con algo simple, que para mí signifique mucho y que para mi pareja también. Una va cambiando, van cambiando las prioridades, Gracias a Dios por eso.

4 comentarios:

charlotte f. russo dijo...

ay nooo q lindo esto!

Alos30 dijo...

ajjajja cierto para qué tanto?

Real Fenix dijo...

ya me puse a pensar en el regalo jijiji

alos30 dijo...

Jjajjaja. urfs!