miércoles, 14 de diciembre de 2011

De la amistad al amor, del amor a la amistad


Del amor a la amistad hay sólo un paso. Siento que lo que diferencia una cosa de la otra es el deseo. Es decir, mientras a uno le atraiga la otra persona y sientas ganas de abalanzarte sobre él o ella, no hay amistad, pero una vez que eso se esfuma, creo que es posible comenzar una amistad.

Según yo, se puede ser amigo del ex, o sea, lo he comprobado en terreno. No es algo que pasa de un día para otro, sino que es más bien paulatino y depende mucho de cuán asumido los dos tengan que la relación de pareja se terminó y también depende de cómo terminó. Dudo que podría ser amiga de una ex pareja que me cagó o que fue malo conmigo. No, estoy hablando de relaciones bonitas, importantes que no resultaron por otras cosas.

Depende mucho también en que esto de la “amistad” no sea tan sólo un disfraz para mantener la ilusión encendida de que tal vez se pueda volver a retomar la relación o que va a ser al final como un cuento de hadas y todos felices comiendo perdices. Si es así, es muy posible que uno de los dos o los dos, salgan dañados. Eso, lo tengo bien claro.

Igual siempre queda un poquito de rabia porque no resultaron las cosas. Uno tiende primero a echarle la mayor culpa al otro y no ver en qué uno aportó también para que las cosas no resultaran, es la etapa del “es que tú no hiciste esto, es que tú no me dijiste esto otro, es que tú, es que tú y es que tú”.

Pasado eso, uno termina por perdonar al otro, y también perdonarse a uno mismo…. Viene como una especie de evaluación donde uno sigue despotricando, hasta que un día uno despierta, sintiendo tan solo un tremendo cariño por la otra persona. El sexo, por increíble que haya sido, tan solo queda en el recuerdo y en la fantasía que uno de pronto podría incurrir en caso de necesidad, ustedes me entienden.

La amistad post relación es un proceso que no se apura, porque si se apura, queda la cagá. Lo sé muy bien, porque, uno está resentido, da lo mismo si fuiste la persona que terminó o la persona a la que terminaron.

Y en eso estoy, asumiendo que terminamos, y viviendo la primera parte, por apestosa que sea, que incluye, resentimiento, victimización, rabia y pena. Me gustaría que volviésemos a ser amigos, o más que el título, me gustaría que fuese posible mantenerlo en mi vida para hablar o comentar cosas, para seguir compartiendo la vida desde otra faceta, la faceta inicial.

Es que soy de la idea que la parte más dramática de un término o una ruptura es la sensación de que la otra persona se desvanece, se hace nada, al igual que todo lo vivido, compartido y dicho. Es como si todo eso no hubiese existido más que en la imaginación. Y a mí no me gusta escribir algo y luego borrarlo con el codo, salvo, y vuelvo a repetir, cuando siento que me traicionaron o mintieron, ahí soy terrible, capaz de negar sentimientos y extirpar de cuajo el recuerdo de una persona.

Para mí, el cariño trasciende mezquindades que a veces surgen en cosas de a dos, trasciende palabras equivocadas o decisiones apresuradas producto del miedo o de la estupidez. Lo trasciende todo… bueno eso creo por lo menos.

El tiempo y la distancia son dos condimentos esenciales en el proceso de lograr una amistad con un ex. Porque tampoco se trata de terminar un día y al siguiente ir a tomar oncecita. Quizás este tránsito sucede más rápido cuando entre medio aparece otra persona, pero cuando no, cuando no hay nadie ni a un kilómetro a la redonda, como es en mi caso actual, sólo queda tener paciencia. Respirar muy hondo, ir soltando de a poco e ir pensando también en los propios sentimientos, en las cosas que pasaron con ese ex y en las cosas que no pasaron, nunca está demás sacar grandes lecciones; lecciones que podrían ser de gran utilidad en un futuro, quizás no tan lejano.

Como dije, del amor a la amistad hay un paso, pero también sé que de la amistad de vuelta al amor también la brecha es corta. Estoy, con los ojos muy abiertos, esta vez.

4 comentarios:

Lolita dijo...

muy bueno el texto...coincido contigo en todo,felidades por el blog,besoss

Lolita

Alos30 dijo...

Hola! muchas gracias, vale por pasar! :)

Anónimo dijo...

Mientres estes enamorada de él será muy complicado pensar en amistad... deja q las cosas sigan su curso y cuando ese amor se transforme tal vez sea momento de poder sentarse a conversar desde otra perspectiva. Yo creo que es posible q se de l amistad con una ex pareja, sé de algunos casos. Yo personalmente lo veo complicado y más que todo apelo a la buena onda y un contacto esporádico para saber que el otro está bien, pero cada historia es diferente y en cosas de amor nunca, nunca, nunca se puede generalizar jajajaaj
Pacencia y ánimo, las cosas fluyen siempre y todo se da en el momento correcto, cuando uno ya esta preparado. Saludos!!!
La Rulo

Alos30 dijo...

Hola Rulo!! toda la razón, y como bien dices, en el amor nunca se puede generalizar, ojalá hubiesen recetas mágicas, pero no las hay.... el tiempo y la distancia son dos condimientos que ayudan, sin duda a despejar el mate y el corazón.

Saludos! :)